Saint Augustine y su historia

Empezamos nuestro blog en Saint Augustine (Florida) en Estados Unidos. Es la ciudad (continental) más antigua de los Estados Unidos, fundada por el español Pedro Menéndez de Avilés.

Como españoles que llevábamos dos años viviendo en Estados Unidos nos dio bastante morriña y porqué no reconocerlo, un poquito de orgullo patriótico, pasear por calles como Córdoba, Valencia, Granada, Cádiz o Zaragoza.

 

Una parada imprescindible es el Castillo de San Marcos, una fortificación española donde pudimos aprender un poquito más de nuestra historia. En resumidas cuentas la ciudad fundada por Pedro Menéndez de Avilés, fue atacada en diversas ocasiones por corsarios británicos y piratas, y pasó junto al resto de la Florida a manos británicas, luego nuevamente a manos españolas y finalmente los españoles la vendieron a los Estados Unidos. Hoy en día aún podemos ver en la arquitectura de la ciudad el estilo que españoles, británicos y americanos dejaron a su paso por Saint Augustine.

Pasear por Saint Augustine es un placer en sí mismo, sobre todo si llevas dos años sin pasear por una ciudad (si has estado en Miami lo sabrás, la gente no pasea, va en coche a todos los sitios), todo tiene un estilo vintage y está repleto de tiendas hipster y de las cosas más antiguas de los estados unidos: “the oldest wooden house”, “the oldest school”, “the oldest drug store”…

Otros lugares que nos gustaron bastante fueron el Flager College, el Café Alcázar (que antiguamente era la piscina interior de un hotel), la Memorial Presbyterian Church y el faro de Saint Augustine.

Sin olvidarnos de la preciosa destilería «St. Augustine Distillery co.«, donde disfrutamos de un tour por las instalaciones y una degustación de cócteles y bebidas espirituosas.

Qué rico estaba el Florida Mule. Aquí tenéis la receta:

The Saint Augustine Florida Mule

  • 45 ml de Vodka de la destilería de San Agustín.
  • 45 ml de Jarabe de Jengibre (4 partes de zumo de lima, 2 partes de almíbar, 1 parte de zumo de jengibre)*
  • Agua con gas
  • Hojas de menta

Se pone hielo en una bolsa de tela y se le dan golpes con un martillo de madera, se añade el hielo en una taza de cobre, se añade el vodka y el jarabe de jengibre, acabamos de llenar la taza con el agua con gas, mezclamos con un palito y decoramos con unas hojas de menta.
*Nosotros que somos un poquito vagos lo hacemos con Ginger Beer (que aquí en España la hemos encontrado en el Club del Gourmet) y zumo de limón.

Y tomándonos un Florida Mule mientras recordamos las palmeras y las playas de Florida nos despedimos hasta el próximo destino.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *