Florida y sus reservas naturales Respirando aire puro Respirando aire puro

Pensando en Florida (EEUU) se nos viene a la cabeza Miami Beach y su paseo marítimo lleno de patinadores u Orlando y sus parques de atracciones como Disney. Pero hay una Florida mucho más salvaje que conocer…

Hoy queremos compartir con vosotros una parte menos conocida de Florida, desde nuestro punto de vista la más rica y hermosa que hace que sea un estado digno de ser visitado: sus reservas naturales.

En el post que dedicamos a Los cayos ya pudimos ver un poquito de la riqueza natural que ofrece la Florida, ahora nos adentraremos en sus bosques, parques, ríos y lagos.

 

Fern Forest – Pompano Beach

Fern Forest o como nosotros lo llamamos: “nuestro bosque”, no sé si para muchos de vosotros será normal tener un bosque a 5 minutos andando de casa, pero para dos jóvenes del centro de Alicante (España) desde luego no lo es, por eso a este pequeño bosque junto al que vivimos una buena temporada le tenemos un cariño muy especial. Fern significa helecho en español, y este parque está lleno de ellos entre muchas otras especies de flora y fauna. Sólo hay que estar atento y pasear tranquilo para ver desde ardillas a tortugas… e incluso algún aligátor habrá.

 

Ocala National Forest

Situado a una hora al norte de Orlando nos encontramos con este gran bosque, demasiado grande para verlo en un solo día por lo que decidimos ir directamente a la zona de Juniper Springs para realizar el Juniper Run un descenso en canoa de 7 millas, 3 Horas remando, en uno de los días más fríos de la historia de Florida, encontrándonos a un aligátor nadando a centímetros de nuestra canoa y quitando las ramas que el temporal había arrojado al río, pero pese a todo fue una sensación maravillosa estar solos en medio de la naturaleza.

 

 

Everglades National Park

Con una superficie mayor de 6000 km² fue declarado, en 1976, reserva de la biosfera por la Unesco, en 1979, Patrimonio de la Humanidad, y en 1987, humedal de importancia internacional. Para los amantes de la aventura recomendamos ir de acampada y disfrutar de la flora y la fauna del parque, especialmente de los aligátores. Recordar que es mejor visitarlo durante la época seca para evitar las picaduras de mosquito.

 

Boyd Hill – Lake Maggiore – St. Petersburg

Fuimos a St. Petersburg para que mi hermano que estaba de visita pudiese ver el Museo Dalí (ya os hablaremos de el en un futuro próximo) pero cuando llegamos nos dimos cuenta que justo ese fin de semana cerraban el museo a causa de una carrera de coches que se celebraba en la ciudad, así que tuvimos que improvisar un plan B. Busqué en Google y encontré este parque y la verdad que mereció mucho la pena tienen un aviario con aves rapaces muy chulo y por fin pudimos ver crías de aligátor en el Lago Maggiore. (Pinchar aquí para ver las aventuras de mi hermano en Boyd Hill y Fort de Soto Park).

 

Fort de Soto Park – St. Petersburg

En este precioso parque situado entre el Golfo de México y la Bahía de Tampa podremos disfrutar de un Fuerte Histórico y de increíbles playas de arena blanquecina. Nosotros hicimos una ruta en kayak y pudimos ver a los manatíes que viven en sus aguas, pero no tuvimos la suerte de poder hacerles una fotografía.

 

Okeeheelee Park – West Palm Beach

Un parque perfecto para practicar deporte, pasear, contemplar mariposas, escuchar a los pajaritos e inspirarse con los nenúfares del lago.

 

Nos vemos en el próximo destino!

 

Nota: Agradecemos a nuestra amiga Sara Ruiz Darbonnéns las fotos cedidas para la realización de este post.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *