Dresde y su estilo arquitectónico barroco Reconstruyendo los errores del pasado Reconstruyendo los errores del pasado

Después de la bocanada de aire fresco que cogimos en el Parque Nacional de la Suiza Sajona volvimos a Dresde para descubrir esta preciosa ciudad impregnada de un estilo arquitectónico barroco.

 

Por desgracia esta preciosa ciudad tuvo que ser prácticamente reconstruida en su totalidad a causa de los bombardeos que sufrió durante la Segunda Guerra Mundial.

Dresde es una ciudad donde se respira una gran vida cultural y artística, según la Wikipedia: “cuenta con más que 60 museos, 35 teatros, famosos orquestras y coros y valiosas colecciones de arte, una Escuela de Bellas Artes, conocidas corporaciones musicales y edificios significativos de numerosas épocas.”

Aunque con nuestras limitaciones de tiempo y presupuesto no pudimos exprimir al máximo todo lo que nos ofrecía la capital sajona, sí que pudimos disfrutar de agradables paseos, edificios barrocos, buena comida y arte urbano.

Empezamos la mañana recorriendo Innere Altstadt (el centro histórico), disfrutando de las vistas de la ciudad a orillas del río Elba y terminamos comiendo en Pulver Turm un pintoresco restaurante ambientado en la Edad Media.

Por la tarde nos dirigimos a Neustadt (el barrio nuevo),  en busca del Kunsthofpassage, una serie de patios que concentran una gran cantidad de  arte en sus fachadas. Además paseando por el barrio pudimos descubrir la parte más alternativa de Dresde con sus numerosos graffitis decorando los edificios.

Finalmente, de vuelta al hotel, pasamos por la famosa lechería de los hermanos Pfund; la más famosa del mundo, pero claro nos olvidamos de que no estábamos en España y que a esas horas los comercios ya están cerrados, así que sólo pudimos curiosear un poquito lo que el cristal del escaparate nos permitía ver y realmente, tenía pinta de merecer mucho la pena; la decoración es una maravilla.

Y hasta aquí lo que dio de sí nuestro día en Dresde… nos vemos en el próximo destino!

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *